Deja un comentario

El Valle Estrecho depara una intensa y algo accidentada quinta marcha de la temporada


Todos los participantes en la marcha de hoy ruedan agrupados por el Área Recreativa del embalse de Ruesga.

Durante la mañana de hoy ha tenido lugar la quinta marcha cicloturista del calendario oficial de la presente temporada con un trayecto por el Valle Estrecho de poco más de 31 kilómetros de recorrido. Última salida de la primavera antes de entrar en la estación estival en la que se desarrollarán al menos seis marchas. A la hora de la reunión se presentaban cinco socios y una participante, Minerva, también debutante hoy en nuestras actividades.

Zona de la pista que se eleva a través del bosque y que ha obligado a algún participante a echar el pie a tierra.

Pasadas las 11:10 horas con 16 grados de temperatura y el cielo encapotado, los seis integrantes de la marcha se han dirigido hacia Ruesga por carretera bajo un relajado ritmo para coger a la salida de este pueblo, el camino que parte del Área Recreativa de Ruesga y bordea el embalse de Ruesga.

Tras recorrer plácidamente la primera parte de este tramo, los participantes han encarado al entrar en el robledal un tramo muy técnico y con pequeñas trampas en el camino que han obligado a emplearse a fondo. La dificultad del tramo ha ocasionado algunos ligeros percances como fallos mecánicos y alguna caída sin consecuencias para la integridad física. Todos estas adversidades han originado un pequeño retraso en la marcha a su paso por Ventanilla, donde tras cruzar el río Rivera sobre su puente, la ruta ha regresado a la carretera durante unos kilómetros para encaminarse hacia San Martín de los Herreros y unos tres kilómetros más adelante abandonar el asfalto para cruzar el arroyo Rebanal y encarar por pista el tramo de ascenso hasta la Fuente Deshondonada. En este punto, la marcha de hoy ha abandonado el trazado señalizado de la segunda etapa, Cervera de Pisuerga-Triollo, de las Rutas turísticas para bicicleta de montaña de las cuencas mineras de Castilla y León.

Ascendiendo por la pista hacia Resoba.

Completado con normalidad el pequeño tramo hasta el nacimiento del río Rivera, el grupo de participantes se ha tomado un pequeño descanso para reponer fuerzas y recargar los bidones de agua para retornar a Cervera por el mismo tramo realizado en la ida. Alcanzada nuevamente Ventanilla, la ruta ha proseguido durante poco más de un kilómetro por carretera para tomar entonces una pista que asciende hacia las cercanías de Resoba. Este tramo ha sido exigente para buena parte de los participantes debido a las varias zonas de fuerte pendiente, y les ha obligado a todos a exprimirse a fondo. Terminado este tramo se regresó a la carretera para descender plácidamente hasta Cervera en lo que ha sido una intensa y algo accidentada marcha cicloturista.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: